ActualidadPoliciales

Automovilista irá a juicio oral por la muerte de matrimonio que iba en moto

El jueves 21 de agosto de 2014, Gualeguaychú se conmovía por el fatal accidente frontal que ocurrió sobre la avenida Luis Jeannot Sueyro, entre un automóvil Fiat Duna, conducido por Lucas Ariel Molina, y una motocicleta 150cc en la que se trasladaba el matrimonio de Víctor Hugo Medrano y Fabiana Muñoz.

La mujer de 46 años, empleada del Servicio Penitenciario de Entre Ríos, falleció en el acto, mientras que su pareja, un ex comisario de 54 años, sufrió lesiones de gravedad y fue trasladado al Hospital, donde murió horas más tarde.

Muñoz habría fallecido como consecuencia de un fuerte golpe en la base del cráneo, a pesar de haber tenido el casco colocado. Además se le constataron varias quebraduras por haber salido despedida del rodado. Las lesiones en Medrano también fueron determinantes, y a pesar de los esfuerzos médicos para mantenerlo con vida, murió al mediodía del día siguiente a la tragedia.

La mujer falleció en el acto y su pareja horas más tarde en el hospital de Gualeguaychú. Los abogados del joven que manejaba el auto que los embistió solicitaron en tres instancias la probation y se la rechazaron.

Con respecto a la situación de Molina, que tiene 22 años, en su indagatoria con Guillermo Biré, quien por entonces era fiscal y actualmente es Juez de Garantías, habría dicho que un tercer vehículo, que ingresó de forma imprevista a la avenida por calle Marcelo T. de Alvear, originó su mala maniobra, que terminó con el impacto en los motociclistas. Molina había salido de su trabajo en el Parque Industrial y tras el accidente se realizó todos los estudios a los que fue sometido, entre ellos el de alcoholemia, que arrojó resultados negativos.

Biré acusó a Molina de “Homicidio culposo doblemente calificado por ser dos las víctimas fatales y por la conducción antirreglamentaria de vehículo automotor” y pretendía que la causa se elevara a juicio luego de la feria judicial de enero de 2015, pero el abogado que lo defendió en ese momento solicitó la probation y la Fiscalía apeló.

La Cámara de Gualeguay rechazó el pedido y el defensor llevó a la Cámara de Casación Penal en Paraná la discusión. El órgano se expidió sobre el tema a finales del 2016, rechazando nuevamente la probation y en diciembre llegó el Legajo nuevamente a Gualeguaychú. Tras un cambio en la defensa, Sergio Otarán enfrentó ayer la audiencia de elevación a juicio, donde volvió a reiterar la moción de la suspensión del juicio a prueba, pero el juez de Garantías, Mario Figueroa, la negó nuevamente.

Si bien todavía no hay fecha para el juicio, se estima que podría realizarse a fines de marzo o principios de abril, porque la agenda del Tribunal de Gualeguaychú tiene todo febrero cargado y parte del mes próximo con otros debates.

Para este juicio se espera el testimonio de un hombre de Concepción del Uruguay que habría visto cómo se desarrolló el trágico accidente. Transitaba detrás del Fiat Duna de Molina y según declaró en la fiscalía de su ciudad, confirmó la presencia de un auto que apareció por la calle lateral y lo obligó a realizar la violenta maniobra que originó el accidente con los motociclistas.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close