ActualidadNacionales

A partir del 31 de marzo vas a poder comprar notebooks, celulares y computadoras más barato; ¿qué te parece esta decisión?

La medida rige para computadoras portátiles, accesorios informáticos y de telecomunicaciones, a partir del 31 de marzo

como ya lo había anunciado el año pasado, el Gobierno oficializó la medida que establece la quita de aranceles para la importación de productos electrónicos, entre los que se destacan las computadoras portátiles, accesorios informáticos y de telecomunicaciones. Así lo dispone el Decreto 117/2017 publicado esta mañana en el Boletín Oficial.

En los considerandos de la norma, el Gobierno destaca “que dicha modificación arancelaria redundará en la disminución de los costos de fabricación de diversos aparatos y equipos electrónicos, mejorando las condiciones de competitividad y productividad, y contribuyendo al aumento de la inversión productiva en el sector y de su disponibilidad en el mercado local.”

A su vez, señala que “la posibilidad de acceso a las nuevas tecnologías resulta esencial para el desarrollo económico y social de nuestro país, brindando el marco adecuado para alcanzar una mayor eficiencia en el uso racional de la energía.”

Desde el Gobierno esperan que el lanzamiento de Ahora 18 en diciembre y la inclusión de una cláusula en la licitación de Conectar Igualdad para 2017 que excluye los equipos importados en la compra netbooks por parte del Estado potencien la media. La eliminación del arancel de 12% para la importación de componentes permitiría mejorar la competitividad de las empresas productoras de notebooks que se presenten a la licitación.

A su vez, los Bancos Públicos (Nación, Provincia y Ciudad) lanzaron planes para la adquisición de bienes durables, de hasta 50 cuotas a tasas de hasta 19% anual que incentivarían el consumo.

A comienzos de mes, el ministro de Producción, Francisco Cabrera, anunció que “las computadoras ya habían bajado un 36% su precio”. En ese contexto, reconoció que “la medida causó alrededor de 250 despidos” y que las personas involucradas en ensamblaje son entre 1200 y 1600 obreros. “Ponerse el lugar de una familia de que se queda sin empleo es doloroso”, agregó.

En lo que va del año, la medida ya tuvo sus consecuencias en el sector. La empresa fabricante de computadoras Banghó cerró su planta en VIcente López el mes pasado. “El anuncio de apertura de importaciones y el hecho de que las computadoras van a costar un 35% menos, nos mató. Hace más de tres meses que la planta de Banghó no produce. Actualmente no hay un sólo producto en Argentina que pueda competir con lo que llega de China”, dijo a LA NACION Emiliano Gallo, secretario general de la seccional de Vicente López de la UOM.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close