ActualidadLocalesNoticiasParanáParanáPoliticaProvinciales

Cecilia Goyeneche se apartó de la causa de los contratos

 

La procuradora adjunta pidió ser apartada del mayor escándalo de corrupción de la historia entrerriana mediante contrataciones irregulares en la Legislatura entre 2008 y 2018. El procurador aceptó el apartamiento. Lo que reconoce Goyeneche.

La fiscal anticorrupción Cecilia Goyeneche se excusó de continuar interviniendo en la causa donde se investigan irregularidades en las contrataciones de personal en la Legislatura. Lo hizo a través de una nota al procurador general Jorge García solicitando su apartamiento del caso, lo que fue admitido por el jefe de los fiscales.

Según consignó el sitio Análisis Digital, Goyeneche envió una nota al procurador el lunes 29 de abril solicitando su apartamiento de la causa donde se investiga un desvío de fondos de la Legislatura, y García hizo lugar al pedido al día siguiente.

El apartamiento de Goyeneche había sido solicitado por los abogados Miguel Ángel Cullen, Guillermo Vartorelli –defensores del ex director del Servicio Administrativo Contable de la Cámara de Senadores, Gustavo Pérez– y Leopoldo Cappa –defensor del contador Ariel Faure–. Lo hicieron invocando una violación del principio de objetividad, a raíz de que compartió un fideicomiso y tiene una relación comercial con el imputado Pedro Opromolla en la propiedad de un departamento que alquilan, según dijeron.

La procuradora adjunta, a cargo de la Fiscalía Anticorrupción, explicó que “luego de las primeras semanas de investigación, se determinó la intervención delictiva del contador público Pedro Opromolla, cuyo estudio contable fue allanado el día 3 de octubre de 2018 y fue indagado el día 28 de diciembre de 2018”.

“No se relaciona, sin embargo, mi pedido, con los motivos esgrimidos por los defensores de los imputados Gustavo Pérez y Ariel Faure (…) quienes han utilizado publicaciones falaces en un medio periodístico sobre el vínculo del nombrado con mi esposo –y, consecuentemente, conmigo– para, sin ningún interés que los ampare, recusarme en la causa utilizando estas circunstancias para desgastar mi imagen pública y procurar degradar la investigación penal”, aseguró Goyeneche en la nota al procurador.

“El vínculo de amistad de mi esposo (no mío) con el señor Opromolla, el contrato suscripto para la inversión en un fideicomiso, o la anterior adquisición al mismo de una parte indivisa de un inmueble, de ningún modo afectan mi primordial deber de objetividad en el rol de coordinación de la investigación fiscal, ni han conmovido de manera alguna el curso de la investigación en la presente”, agregó Goyeneche, admitiendo aquello que habían esgrimido los defensores como motivo para solicitar su apartamiento.

Sin embargo, la fiscal anticorrupción sostuvo que “la evolución de la causa determinó la necesidad de realizar medidas de contenido patrimonial con el objeto de asegurar el recupero del producto del delito y la ejecución de las penas pecuniarias previstas en las figuras imputadas. En este contexto, los señores fiscales solicitaron –y así dispuso la señora jueza de Garantías, Marina Barbagelata– la traba de embargos sobre los bienes de los imputados. Para así disponerlo, los fiscales solicitaron la cautelar sobre todos los bienes registrables informados por los registros públicos de la provincia, y fue así que se dispuso un embargo sobre el 50 por ciento de titularidad de Pedro Opromolla, de un inmueble ubicado en calle La Paz N° 236, Oficina ‘B’, de Paraná. Lo que no surgía de la información registral, es que dicho inmueble, que efectivamente fue de titularidad del señor Opromolla, fue adquirido por boleto de compraventa por la suscripta en fecha 9 de marzo de 2017”.

Lo que está diciendo Goyeneche es que la justicia embargó un departamento de su propiedad.

Fuente :Página Judicial

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close