“Esto no va a amedrentarnos”: el jefe de Policía de Entre Ríos respondió a la amenaza narco

El jefe de la Policía de Entre Ríos, Gustavo Maslein, habló sobre la amenaza de muerte al responsable de Toxicología de Gualeguay. Buscan pistas del autor.

Alrededor de las 7 de mañana de este miércoles, el oficial que hace unos ocho años está a cargo del área de Toxicología de la Policía de Gualeguay y que ha logrado desbaratar bandas que operan en la zona sur de la provincia, salió de su casa para llevar a su hijo a la escuela, y se encontró con el auto dañado y un papel sostenido con el limpia parabrisas. La amenaza decía: “Estás muerto puto”.

Luego de conocerse el grave hecho, sin precedentes recientes en la institución policial entrerriana, se hicieron pericias en el lugar y diversas direcciones y divisiones de la fuerza están trabajando líneas e hipótesis para establecer lo sucedido.

Mientras avanzan las tareas investigativas, el jefe dela Policía de Entre Ríos, Gustavo Maslein, habló en La Radio de UNO y analizó que “por supuesto que esto viene de la línea de trabajo que él hace”, a la vez que valoró al oficial que sufrió la amenaza: tiene un trayectoria importante en Gualeguay, con trabajos de gran envergadura y cantidad de allanamientos y resultados muy importantes”.

Según confirmó Maslein, se trata de un funcionario que hizo toda su carrera policial en Gualeguay, de donde es oriundo, y que está hace seis años en Toxicología. En uno de los casos más resonantes del año, recientemente se habían hecho decenas de allanamientos en la ciudad del sur entrerriano y otros lugares de la provincia a la caza de una banda narco que operaba coordinada desde el penal gualeyo, comandada por un peso pesado del rubro. Eso derivó en la detención de una decena de personas.

“Pensamos que es producto de esta causa. Puede haber salido de ahí la amenaza, pero está todo bajo investigación”, indicó Maslein.

Consultado sobre si se registra algún hecho de gravedad de esta magnitud en la fuerza policial de Entre Ríos en los últimos años, el jefe policial admitió que no. “Muchas veces recibimos llamados telefónicos y sabemos que no va a pasar de eso, pero no recuerdo algo como esto”, advirtió.

Y repudió el contexto privado en el que se consumó la amenaza: “El policía está a costumbrado a lidiar todos los día con el delito y las amenazas, pero la familia no”, lamentó.

Por último, el funcionario aclaró: “Esto no va a amedrentarnos ni a hacer bajar los brazos. Al contrario, vamos a redoblar los esfuerzos para esclarecer este hecho y seguir en la línea de trabajo que venimos haciendo, todos los días con procedimientos por narcotráfico y narcomenudeo en todos los puntos de la provincia”.

Fuente: UNO Entre Ríos / La Red Paraná

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.