Habló la árbitra brutalmente agredida por un futbolista: “Que pague por lo que hizo”

En un partido de Tercera de la Liga Regional Tresarroyense, un futbolista de Deportivo Garmense le pegó una trompada a la árbitra. Cristian Tirone, el jugador agresor, fue detenido por la Policía. Dalma Magalí Cortadi, la referí agredida, quiere que el violento “pague por lo que hizo”.

La jueza habló con Olé y explicó todo lo que sucedió fuera del vídeo que apareció en las redes sociales: “Terminé en observación en un hospital por un golpe en la cabeza, raspones y golpe en los brazos, me hicieron tomografías. Después fuimos a radicar la denuncia. Esto ahora me genera la imposibilidad de trabajar. Ahora tengo que ser fuerte, porque me dejó dolorida“, aseguró Cortadi, de 30 años.

Según lo que contó la jueza, el partido entre Garmense e Independencia era tranquilo. De hecho, el equipo del agresor, que le pegó a la mujer mientras esta estaba de espaldas, iba ganando por 2 a 1: “No había pasado nada. Tampoco justifica que este hombre haya reaccionado de esa manera. Ellos ganaban y yo había cobrado una falta”, explicó.

“La verdad, ahora estamos en un momento delicado, con la familia pensaremos qué hacer. Lo importante ahora es que se haga justicia, que no suceda más, que no le vuelva a pasar a nadie. Acá no importa el género. Nosotros vamos a trabajar, muchos vivimos de esto, nos gusta y lo hacemos por vocación. Queremos que se haga justicia y que este hombre pague por lo que hizo. Eso es lo importante”.

Luego, agregó: “Hay que echarlo para siempre. No debería estar jamas en ningún club. Es una persona que es violenta, lo debe hacer también en su vida cotidiana. Después lo vi en el video, porque en ese momento yo estaba un poco aturdida al comienzo. Una persona normal esto no lo hace. Ninguna persona se merece esto, nosotros no vamos a que nos peguen. Espero que pague por lo que hizo”.

Aunque en el video se ve cómo se pone de pie rápidamente luego de recibir el golpe, Cortadi afirmó que su agresor no le volvió a hablar y sufrió de mareos y vómitos como consecuencia de la piña que recibió en la nuca: “No hablé, cuando me caigo del golpe, perdí el conocimiento. No me habló y yo me fui al vestuario. Después que me dieron el alta del hospital fuimos a la comisaría”.

Cortadi reveló que no habló con nadie de Deportivo Garmense de forma directa porque se veía muy afectada por el golpe: “Se presentó el presidente del club con uno de mis compañeros, un juez de línea. Yo estaba muy mareada, con vómitos y no tuve contacto con nadie del club. Me llevaron al hospital”.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.