ActualidadJudiciales

Los abogados de Nahir Galarza pidieron su excarcelación y que cumpla la condena en su casa con sus padres

La presentación la hicieron de forma online José Ostolaza y Pablo Sotelo, abogados de Galarza, y reclama la excarcelación de su asistida, fundado en la “violación del plazo razonable de las leyes 24.390, su modificatoria Ley 25.430, artículo 18 y 75, Constitución Nacional, solicitando se le otorgue la libertad con medidas de coerción”.

Y alega, como hecho nuevo, “el paso del tiempo que indudablemente influye en los riesgos procesales y el vencimiento de la prisión preventiva”.

Al mismo tiempo, los letrados solicitan “morigeración de prisión preventiva”, fundado en la inexistencia de riesgos procesales y que la misma “no se ve afectada por una medida cautelar menos gravosa, como ser en este caso, la prisión domiciliaria al cuidado de sus padres”, según reproduce el sitio local Elonce.

Para los abogados, “la sentencia a prisión perpetua no se encuentra firme, ya que fue solicitada una revisión ante la Corte Suprema de la Nación” y no existen riesgos procesales “porque el juicio oral ya se concretó”. Además, aseguran que “no existe riesgo de fuga” y que Nahir “tiene arraigo” ya que se encuentra cursando desde hace dos años, de manera ininterrumpida, la carrera de psicología, y cumpliría la domiciliaria con sus padres, en Paraná.

El pedido se hizo en el marco de espera de la decisión de la Corte Suprema, última instancia a la que podían acudir los abogados para intentar revertir el fallo. Mientras tanto, Nahir se encuentra presa en la Unidad Penal de Mujeres de Paraná.

El mes pasado, la misma sala del Tribunal Superior de Justicia de Entre Ríos rechazó una impugnación que presentaron también los letrados de Galarza, confirmando la condena a cadena perpetua. Ese recurso había sido elevado contra la sentencia dictada en julio de 2019 por la Sala Nº II de la Cámara de Casación Penal de Concordia, que había rechazado el recurso de casación presentado por la defensa respecto del fallo del 24 de julio de 2018, en el que el Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguaychú condenó a la pena de prisión perpetua a Nahir Galarza por el homicidio calificado por el vínculo de pareja que mantenía con la víctima.

Por entonces, Ostolaza había solicitado la anulación de la sentencia porque entendía que al juzgarse a su defendida se dejaron fuera de consideración pruebas que hubieran resultado trascendentes en el caso, entre ellas una pericia psicológica post mortem a Pastorizzo y el perfil de Facebook de la víctima.

También consideró que la Cámara de Casación “no revisó el caso en profundidad o, si lo hizo, no plasmó ese análisis en su sentencia”. Finalmente, Ostolaza indicó que considera la sentencia inválida porque no consideró la violencia de género de la que, afirma, era víctima Galarza.

El homicidio ocurrió el 29 de diciembre de 2017, a las 5.30 de la mañana. Entonces, Fernando Pastorizzo, que tenía 20 años y mantenía una relación con la acusada, fue encontrado muerto en la calle con un tiro en la espalda y otro en el pecho. Estaba junto a su moto y había dos cascos a su lado.

Nahir Galarza, quien en ese momento tenía 19 años, primero dijo que lo había visto por última vez la noche anterior, pero luego se fueron sumando pruebas y ella confesó el asesinato. Asesorada por sus abogados, fue cambiando después su versión de los hechos.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close