ActualidadPoliciales

Video revela la muerte de un joven paranaense tras robar en un supermercado

El 4 de diciembre, Juan José Acosta, de 27 años, robó golosinas y galletitas de un supermercado ubicado en la zona sur de Paraná. Empleados del lugar advirtieron el hecho y le gritaron para que frenara con su accionar, lo que motivó que Acosta saliera del local y comenzara a escaparse del lugar. Algunos de los trabajadores y vecinos lo siguieron hasta reducirlo sobre la vereda de calle Rawson, a unos 25 metros de la intersección con Gabriela Mistral. En esas circunstancias, Acosta falleció.

El programa televisivo Cuestión de Fondopor Canal Nueve Litoral dio detalles de la investigación que busca determinar si se trató de una muerte natural o si puede haber sido un linchamiento y mostró un video que denota la violencia con la que el hombre fue reducido, reprodujo Análisis.

Personal de la comisaría sexta llegó al lugar ese 4 de diciembre, ante el llamado de un vecino. Los uniformados encontraron al hombre “desvanecido”. Fue la Policía de Entre Ríos, al no ver lesiones evidentes, la que instaló la posibilidad de que haya sido una muerte por causas naturales provocada por el shock de haber sido perseguido.

El comisario Javier Díaz dijo a las pocas horas en Canal Nueve Litoral, en sintonía con declaraciones del jefe de la Departamental Paraná, Marcos Antoniow: “Personal policial se aproxima a calle Rawson entre Gabriela Mistral y avenida de las Américas debido a que personas civiles habían demorado a un masculino. Llegados al lugar se entrevistaron con distintas personas y tomaron conocimiento de que el masculino que se encontraba demorado, minutos antes había hecho ingreso a un supermercado de Avenida de las Américas y había sustraído un par de elementos y golosinas”.

“Fue advertido por personal del comercio y se originó una pequeña persecución de unos 100 metros, logrando alcance junto a vecinos y empleados del supermercado. Una vez que llega el personal policial, el mismo se encontraba desvanecido. Se dio intervención inmediata a la asistencia médica que informó a través de los enfermeros que, en principio, se encontraba sin signos vitales”, añadió el uniformado.

“A raíz de ellos se dio conocimiento a la Fiscalía en turno y el doctor (Juan) Malvasio dispuso que el joven fuera derivado al hospital San Martín donde ingresó minutos después y se constató que estaba sin vida”, completó.

El fiscal que estaba de turno al momento del hecho era Juan Malvasio, quien pidió que se trasladara al joven al Hospital San Martín, donde se confirmó el deceso y se dispusieron las medidas necesarias para la identificación de Acosta.

En el marco de la investigación, la autopsia realizada por el médico forense Walter Aguirre abonó la idea de la Policía ya que, según la pericia, Acosta había muerto de un edema pulmonar agudo. Hasta ahí, todos los caminos conducían a una muerte de índole natural. Los resultados de la autopsia están supeditados a la confirmación del laboratorio.

Sin embargo, en el barrio no estaba tan claro que los hechos hubieran ocurrido de esa manera. Comenzaron a circular rumores de que se había golpeado la cabeza y que, incluso, en la persecución y posterior reducción del ladrón, a alguien ‘se le había ido la mano’ y lo había asfixiado.

Justamente, este último rumor comenzó a cobrar mayor fuerza ante la aparición de una prueba que, al menos, siembra dudas en el expediente y lo que dice la autopsia que señala que el cuello no tiene lesiones internas ni externas, publica Análisis.

Esta prueba es un video filmado por uno de los testigos presenciales del hecho y que muestra como una persona no sólo reduce al ladrón, sino que le practica una toma de artes marciales que pudo haber provocado una asfixia. “No puedo respirar”, se escucha gritar al hombre en varias oportunidades. “Pará que lo vas a matar”, se oye decir a uno de los presentes.

Cuestión de Fondo accedió a la prueba con la que ya cuenta el fiscal y que puede llegar a torcer el rumbo de esta investigación. Este jueves deberán pasar por el Ministerio Público Fiscal los testigos presenciales del hecho para brindar su relato de lo que ocurrió aquel martes 4 de diciembre en el barrio sur de Paraná. ¿Se trató de una muerte natural o fue producto de una especie de linchamiento?

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close